Comentarios a la hoja de trabajo de flujo de efectivo: Del devengado al percibido

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

CPC Dionicio Canahua

Uno de los aspectos más controversiales en la realización de una hoja de trabajo de flujo de efectivo lo constituye el cambio en la base de contabilización – del devengado o acumulado a percibido o efectivo- de allí la aparente “complejidad” de este Papel de Trabajo. Como sabemos todo proceso de cambio en la base de un modelo de información requiere que se realice una conciliación, así por ejemplo se han dado casos cuando se da la conversión de información por la aplicación de diferentes tipos de normas contables (de un país a otro) o para efectos de determinación de los tributos.

Muchas veces también el hecho de reconocer las diferencias existentes estan sustentadas con el conocimiento profundo del proceso de registro de las transacciones, sucede que muchos estudiantes buscan elaborar una Hoja de Trabajo de Flujo de Efectivo directamente desde los estados financieros sin tener un conocimiento previo de las operaciones, situación que en definitiva disminuye la probabilidades de preparar de manera adecuada una Hoja de Trabajo. A continuación describiremos algunos puntos fundamentales a considerar al momento de preparar la hoja de trabajo:

Idea 1.- La idea de la conversión de bases implica el trabajo de saldos contables con la finalidad de poder explicar su relación con los flujos de efectivo. Recordemos que existen dos posibilidades para su obtención la realización de una operación al contado o al crédito. De allí que la columna Variaciones sirva para determinar estos saldos a nivel de Balance General, que como recordamos es un Estado Financiero que presenta información a una fecha determinada y se hace necesaria su comparación (saldo inicial y final) con la finalidad de relacionarlo con los ingresos y gastos de un periodo determinado.

Idea 2.- El Método directo nos permite analizar de una manera más certera la generación de los flujos de efectivo (cobros y pagos) a diferencia del indirecto que lo que busca es conciliar el resultado del periodo con el saldo de caja bancos a una fecha determinada. La columna ajustes y eliminaciones es la que nos permite cambiar de base de contabilización como ya lo comentábamos en un párrafo anterior, en el caso del método directo primero procedemos a eliminar las partidas de resultados, para luego pasar a las del balance que no tengan que ver con el flujo de efectivo (por ejemplo mercaderías o activo fijo). Es en esta columna donde se realizan los famosos asientos extracontables. La información para la determinación de los flujos de efectivo se obtiene de compensar los saldos de las columnas variaciones y ajustes y eliminaciones, para luego proceder a clasificar en actividades de operación, inversión y financiamiento.