¿Por qué se realiza el asiento de reversión de la 61 a la 69?

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

CPC Dionicio Canahua

Una de las interrogantes que muchos nos planteamos a la fecha de cierre de balance es sobre el asiento de reversión de la cuenta 69 a la 61, y los que somos mas observadores sobre la doble posibilidad de saldo de la cuenta 61 en la hoja de trabajo ( puede ser deudor o acreedor), ¿Qué significa esto?.

Con respecto al primer punto, debemos recordar una variación implica un doble movimiento, una entrada y una salida; a lo largo del ejercicio cuando se realizan las compras de existencias (clase 2) siempre se esta acreditando a la cuenta 61, razón por la cual esta cuenta a fecha de balance siempre presenta un saldo acreedor. El reconocimiento de las salidas (originadas por el costo de ventas) se da por el asiento de regularización que se coloca en la columna ajustes y eliminaciones, al realizar el traslado de la cuenta 69 a la cuenta 61.

Este registro genera que la variación de existencias pueda ser deudora o acreedora, lo que significa que tengamos una variación negativa o positiva respectivamente.

Una variación positiva significa que para realizar las ventas solo se han usado los stocks de existencias compradas a lo largo de un ejercicio, y se ve reflejado como un saldo acreedor en la columna resultados por naturaleza.

Una variación negativa significa que para realizar las ventas se han usado los stocks de existencias compradas a lo largo de un ejercicio y el inventario inicial, y se ve reflejado como un saldo deudor en la columna resultados por naturaleza.

Es por ello que un análisis del efecto de la cuenta 61 en la hoja de trabajo puede ser particularmente revelador sobre nuestras políticas de manejo de existencias en la organización.