Entre la Contabilidad y la Gerencia

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

CPC Dionicio Canahua

La relación que existe entre la contabilidad y la gerencia es íntima y por lo tanto ambas deben marchar a la par con la generación de conocimientos. El desarrollo de sistemas de información que atiendan a las expectativas de la administración es una tarea urgente para la profesión contable.

La Gerencia y la Contabilidad a lo largo de la historia han tenido un eje común, la organizacion (es preferible utilizar este término a empresa el mismo que conlleva una relación con la generación de un lucro); y la generación de un conocimiento para ambas disciplinas a sido gracias al desarrollo de una praxis realizada en dichas organizaciones.

El proceso de gerencia en los ultimos tiempos sufre grandes cambios, debido a que el entorno en el que se desenvuelve es por demás complejo y cambiante; de allí que muchas corrientes administrativas hayan tenido vigencia de unos cuantos años, mientras no sean superadas por otra nueva.

En el campo administrativo tambien se ha hecho enfasis – las organizaciones que sobreviven no son las mas grandes sino las mas rápidas- como consecuencia de ello son muy valorados en la actualidad los managers que se desenvuelven adecuadamente en entornos turbulentos (como por ejemplo en latinoamérica) o aquellos que son capaces de cuestionar todas las situaciones que se les ponen en frente con la posibilidad de generar nuevos modelos de gestión.

Las necesidades de información para realizar estos procesos de toma de decisiones en la empresa también han ido cambiando con el pasar de los años. Del modelo industrial al modelo de conocimiento dichos requerimientos exigen cada vez mas información sobre los aspectos que pueden generar diferenciación con relación a la competencia (el cambio de enfoque de los costos directos a los costos indirectos, es un tipico ejemplo que dio lugar a los costos ABC); dicha demanda se ha acentuado mucho más con respecto a la falta de información por parte de un sistema contable de la medición de aspectos cualitativos (por ejemplo ausentisimo, género, satisfacción, potencialidades, etc) dentro de una organizacion.

Esta situación ha sido reforzada por el hecho de que la contabilidad ha seguido usando los mismos criterios de contabilización a lo largo de la historia, comenzando por la partida doble; si la exigencia es medir aspectos cualitativos dentro de una organización, podemos mirar al campo de acción de los sociólogos, antropólogos y profesionales del campo social que tienen herramientas validadas para medir dichos aspectos. Por ejemplo ¿Seria válido aplicar el marco lógico dentro del proceso contable?; en el caso de la ingenieria de sistemas todo apunta que los sistemas de información en algún momento se convertirán en sistemas expertos autónomos que servirán para realizar labores rutinarias, pero que en algunos casos no podrán tener todavía el nivel de análisis para enfrentar entornos turbulentos.

La profesión contable debe apuntar a generar un mayor conocimiento que marque la pauta hacia donde va el futuro de la profesión. Esas investigaciones “deben arriesgar” con la generación de nuevos modelos de información que en muchos casos fracasarán en la etapa de validación en las organizaciones – recordemos que Thomas Edison después de muchos intentos obtuvo la bombilla eléctrica- este conjunto de acciones por parte de la profesión contable tambien debe ir de la mano con la participación de la gerencia, recordemos que tienen un vínculo común.

La profesion contable en este nuevo siglo nos plantea muchos retos, por demás interesantes, que generarán muchas discusiones pero que marcan el inicio de los esfuerzos para dar marcha al avance de nuestra profesión. Una responsabilidad importante sobre esta tarea recae en nuestro gremio contable peruano, ad portas de un proceso de certificación esperemos que en 10 años brinde sus frutos y contribuya al crecimiento de nuestra profesión.