Una cosa es preparación y otra … PRESENTACIÓN

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

CPC Dionicio Canahua

Hoy día voy a comentar una situación que es recurrente no solo en los foros contables sino también en algunas empresas, esto con motivo de la realización de una Auditoria.

Existen dos procesos claves que muchas veces no son considerados por algunos colegas, o en algunos casos son hechos de manera automática, me refiero al análisis de cuentas y la reclasificación.

En el presente articulo comentare acerca del segundo – reclasificación – para ello tomare como ejemplo la presentación de los saldos deudores de la cuenta tributos por pagar, es decir el crédito fiscal del IGV y los Pagos a Cuenta del Impuesto a la Renta.

Para efectos del registro de las transacciones vinculadas al IGV se usa la “cuenta 4011”, la categoría de “cuenta” es por norma tributaria mas que contable, y ya se ha convertido en algo “generalmente aceptado”. Tratándose de los Pagos a Cuenta usamos la cuenta 40 y la sub – divisionaria 4017. Pero en ningún momento consideramos el uso de la cuenta 38 como he observado en algunos casos.

Entonces cabe preguntarse sobre las razones por las cuales se puede usar “hipotéticamente” la cuenta 38 Cargas Diferidas, la más lógica esta referida a que dichos saldos deben ir al activo y no al pasivo. Craso Error!!!!! Como titula el presente post estamos confundiendo Preparación con Presentación.

El registro de ambas transacciones y la existencia de saldos deudores provenientes de pagos a cuenta del Impuesto a la Renta o crédito fiscal estarán dentro de cuentas del pasivo en la hoja de trabajo y aparecerán cuando realicemos el análisis correspondiente.

Es en esta etapa en la cual debemos considerar la presentación en el balance general y por ende la reclasificación correspondiente (este proceso no es algo exclusivo de una Auditoria Financiera sino también de la Contabilidad). Para ello recurriremos a lo que señala el Manual para la Preparación de Información Financiera (CONASEV) de acuerdo al siguiente detalle:

1.105. Otras Cuentas por Cobrar

Incluye derechos exigibles de la empresa diferentes de aquellos originados en las transacciones  relacionadas con el giro del negocio, tales como:
1. Adeudos de directores y personal;
2. Reclamos y préstamos a terceros;
3. Depósitos en garantía;
4. Intereses por cobrar;
5. Impuesto general a las ventas por acreditar y los pagos provisionales efectuados en exceso a la provisión por impuesto a la renta;
6. Entregas a rendir cuenta; y,
7. Otros adeudos originados por operaciones similares.

Como podemos observar se indica que el rubro Otras cuentas por cobrar debe de agrupar el Crédito Fiscal por Impuesto General a las Ventas y los Pagos a Cuenta del impuesto a la Renta; ello no implica que ahora en vez de la cuenta 38 usemos la cuenta Otras Cuentas por Cobrar (que no tiene codificación en el Plan Contable) sino que se refiere a la presentación dentro del balance de dichos saldos.

A manera de conclusión podemos indicar que es un procedimiento errado usar la cuenta 38 para el registro de los pagos a cuenta por Impuesto a la Renta o crédito fiscal del Impuesto General a las Ventas; lo que debemos realizar es analizar los saldos de las cuentas y en caso de presentarse estos casos reclasificarlas para efectos de presentarlas de manera adecuada en el Balance General en el Activo.

¿Por qué ambos conceptos son activo? La razón es el hecho de que ambos conceptos representan los derechos que tienen la organización de aplicarlos contra saldos a favor del fisco, aplicándose la compensación como medio de extinción de la obligación tributaria de acuerdo a lo establecido en el Código Tributario.