Los costos financieros y la valorización de los activos

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

CPCC Dionicio Canahua

Hace poco en el curso de Elaboración del Estado de Flujos de efectivo, comentaba sobre la naturaleza de las actividades en las cuales se clasifican los flujos. En el entendido que el proceso contable es dinámico era necesario identificar y clasificar en grupo las transacciones realizadas. De allí que consideremos: operación, inversión y financiamiento.

El Plan Contable General Empresarial contempla en diferentes sub-divisionarias el costo de financiación, como una consecuencia del tratamiento alternativo señalado en la NIC 23, que reconoce la posibilidad de activar dichos costos. Puede que algunas personas se pregunten del porque de este tratamiento. Cabe recordar que para que se produzca la capitalización debemos encontrarnos frente a un activo que todavía no esta en uso y demorara más de un año su puesta en uso,valga la redundancia.

Si bien desde la perspectiva de los ciclos ( o actividades según el Estado de Flujos de efectivo) aparentemente hay una confusión al mezclar la inversión con el financiamiento, no es menos cierto que hay un cierto grado de orden entre ambos ciclos. Se requiere de un financiamiento ( terceros o propio) para poder invertir. Pero tenemos que considerar que existen tratamientos contables que contemplan que dicha inversión puede ser mayor si consideramos los costos financieros en relación a activos calificados ( activos que son sujetos de capitalización).

La capitalización de los costos financieros afectan la valorización del activo y tienen un efecto positivo sobre la situación financiera de la empresa. Al permitir trasladar el costo financiero a ejercicios futuros y por ende mejorar los resultados de un periodo, sobre todo si estamos frente a un refinanciamiento. Pero siempre recordando que debe relacionarse el financiamiento con el activo fijo calificado.