Se viene la revolución tributaria BEPS

El proyecto BEPS (Erosión de Bases Imponibles y Transferencia de Beneficios, por sus siglas en inglés) es la iniciativa de la OCDE y el G-20 para corregir deficiencias y desarrollar mecanismos o medidas contra prácticas artificiosas de planeamiento fiscal.

Óscar Cruz / Guillermo Rosado Estudio Hernández & Ugarelli

El proyecto es ambicioso, pues abarca medidas (denominadas ‘acciones’) que van desde los desafíos de la economía digital, normas de transparencia fiscal internacional, abusos de los convenios de doble imposición, precios de transferencia y documentación, mecanismos de resolución de controversias, entre otros.

Consecuentemente, se requiere de la cooperación internacional, y el Perú –mediante la Sunat– no ha sido ajeno a ello. Los países en desarrollo participan mediante los grupos técnicos de trabajo designados por el Comité de Asuntos Fiscales del proyecto BEPS.

En clara muestra de compromiso con el proyecto, la Sunat fue anfitrión de la reunión de la Red Regional BEPS en América Latina, celebrada en Lima en febrero de 2015.

Los temas de especial relevancia para el Perú están relacionados con operaciones con commodities en empresas multinacionales, deducciones excesivas de gastos por intereses, abuso de servicios intragrupo, así como el intercambio de experiencias en fiscalizaciones, herramientas de comparabilidad en materia de precios de transferencia, su documentación y los nuevos estándares en el intercambio automático de información.

En la actualidad, si bien algunas acciones mantienen informes finales, otras acciones aún continúan en pleno proceso de discusión y desarrollo.

No queda duda de que el panorama respecto de la fiscalidad internacional tomará mayor relevancia y esto pone en desafío no solo a nuestras autoridades (tanto en la implementación, convergencia normativa y colaboración entre entidades tributarias), sino también a las empresas y grupos económicos.

Desde un punto de vista empresarial, todas las empresas tendrán que adecuarse a los requerimientos normalizados de información sobre sus operaciones internacionales, además de contar con personal o asesoría especializada en temas relacionados con las BEPS.

Se viene un desafío importante para las empresas locales y para la Sunat, pues deberán ir adaptándose para dar cumplimiento a las BEPS.

Fuente: Diario El Peruano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s