Respeto por los demás

CPC Sergio Luna Montero
Innovarum SAC

Mi muy querido tío Manuel (tiene 80 años), me comento hace muchos años, dos cosas que no me olvido nunca y siempre las cuento:

Un día en su adolescencia, entro a la casa de sus papas y no saludo a unos tíos que estaban de visita. Por tremenda falta, le llamarón la atención, tuvo que salir a la calle, entrar nuevamente y saludar a sus tíos.

Era el cumpleaños de su mamá, todos le invitaban cerveza, pero él no tomaba ni un solo vaso. ¿Por qué no tomas? Yo respeto a mis papas y no puedo hacerlo delante de ellos. Hasta que uno de los invitados, le dijo a su papá que le dé permiso para tomar un vaso de cerveza, pues esto se lo dio. Mi tío pensó, que le daba rienda suelta para que siga bebiendo, su papá lo llamo y le dijo esto: Yo te di permiso, para que tomes solo un vaso de cerveza, pero sigues bebiendo. Yo no puedo tolerar tremenda falta, te vas de la casa ipso facto (sic). Se le acabo la fiesta.

Hace poco, estuve de visita en una casa. Me encontré con unos adolescentes que les digo sobrinos de cariño, pero no lo son. Los muchachos, al entrar a la casa no me saludaron (menos a sus papas). Me dije, bueno que no me saluden a mí, pero a sus papas. ¿Qué pasa acá?. Sus papas me invitaron a almorzar, nos sentamos en la mesa. Estábamos almorzando todos, pero este par de adolescentes, todo el rato estaban con el celular en la mano, viendo: Facebook y el Whatsapp. Todo el almuerzo, no dejaban para nada sus celulares.

Estaba en un ómnibus, vi que una vecina mía tenía entre manos unas bolsas y se encontraba de pie. Mientras su hija estaba cómodamente sentada, con su celular de última generación entre sus manos. Todo el rato, ella bien gracias y su mamá toda incomoda. Se bajaron, pero esta muchacha ni siquiera le ayudo con cargar bolsa alguna.

Fui a sacar una cita a un centro de salud, había personas mayores y mujeres gestantes, “en la cola”. Ellos por ley, son los primeros que deben de ser atendidos. Pero los que estaban adelante, no querían cederle su sitio. Las personas mayores que vi, ya tenían una edad bastante avanzada y caminaban con mucha dificultad. Pero nadie, los ayudaba.

Los domingos, salgo muy temprano a comprar mi periódico. Llego al puesto cerca de las 07.00 am. Vi salir de una casa a unos adolescentes (hombres y mujeres) en completo estado de ebriedad. Hubo una persona que no podía ni caminar, de lo borracho que estaba. ¿Qué edad tenia? Los muchachos no pasaban de los 18 años. Estos muchachos, se encontraron con otros adolescentes y se comenzaron a “pechar” para buscar pelea. Tuvo que venir una camioneta de serenazgo para calmarlos y decirles que se vayan.

Como me dice mi tío Manuel, antes si había respeto por las personas. Ahora los hijos hacen lo que les da la gana con sus padres. No hay respeto por los demás, menos por el prójimo. Todo el mundo, hace lo que le da la gana.

¿Están de acuerdo, con lo dice mi tío Manuel?.

Un comentario en “Respeto por los demás

  1. esto es lo a veces ocasiona el hombre y la tecnología porque día a día se va perdiendo las buenas costumbres en los años venideros que mas habrá y pasara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s