Principio de razonabilidad y el despido

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

La Corte Suprema de Justicia –en la Casación Laboral N° 3090-2015-Cusco– ha definido la aplicación de los principios de inmediatez y razonabilidad en el procedimiento de despido. Sobre el principio de inmediatez no existe mayor discusión. Cometida la falta y desde que el empleador toma conocimiento de ella, debe obrar con celeridad para establecer la sanción correspondiente.

Germán Serkovic G.

Abogado laboralista

En determinadas situaciones, el procedimiento interno orientado a establecer la responsabilidad del trabajador incurso en la falta grave no es sencillo y puede tomar un período extenso, más si el empleador debe ser en extremo cuidadoso para no incurrir en un despido fallido con el consiguiente pago de la indemnización legal o –incluso– la reposición.

La inmediatez se explica en la medida en que no se puede someter al trabajador que ha incurrido en falta a un lapso de total incertidumbre respecto a su sanción.

La mención de la corte al principio de razonabilidad, es difícil de dilucidar con base en el uso de una redacción casi críptica. Señala el tribunal que el principio se “expresa como un mecanismo de control o interdicción de la arbitrariedad en el uso de las facultades discrecionales, exigiendo que las decisiones se tomen en ese contexto, respondan a criterios de racionalidad y que no sean arbitrarias”.

Es de esperar que tal enunciado no pretenda señalar que ante la comisión de una falta grave expresamente señalada en la norma como causal de despido, es potestad de la jurisprudencia establecer en aras de la “razonabilidad” que la terminación del contrato no se presenta como la sanción adecuada, pudiendo ser aplicable una suspensión u otra penalidad inferior.

En uso de la razonabilidad, las normas facultan al empleador a establecer sanciones distintas al despido atendiendo a los antecedentes del trabajador.

El enunciado legal menciona una falta grupal, pero nada impide su aplicación al caso individual.

Principio fundamental en el despido es la tipicidad de las faltas graves. No existen otras distintas a las señaladas en la ley.

Fuente: Diario El Peruano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.