Lo que se hereda, no se hurta

Talleres con CPC Dionicio Canahua
SABADO 24 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Práctico Cierre Contable (con ASIENTOS) y Aplicación de la NIC 12
DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE – LIMA Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones sin Fines de Lucro
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

CPC Sergio Luna Montero
Innovarum SAC

Juana y Jaime, han estudiado para ser profesores. Ambos han estudiado en la Decana de América: La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Ella escogió la especialidad de lengua y literatura, Jaime la especialidad de ciencias naturales. Se conocieron en la universidad y llevan casi cuarenta años de casados.

Juana:

– Todos los martes compraba un diario para coleccionar el suplemento escolar que salía.
– Cada cierto tiempo, compraba libros de autores peruanos y de otras especialidades.
– Siempre tenía a la mano diccionarios.

Jaime:

– Leía todo lo relacionado a ciencia.
– Era el encargado del laboratorio en el colegio que trabajaba.
– En el colegio se le recuerda, por ser el que hizo que los padres de familia compren varios microscopios. Sus hijos necesitan saber de ciencia y necesitamos de estos (sic).

Ellos no ganaban mucho, pero sabían que deberían de “hacer un esfuerzo” por estar siempre al día y estar actualizados en sus conocimientos. Las navidades, ellos les daban cultura a sus hijos: Les regalaron diccionarios enciclopédicos, libros de animales, enciclopedias temáticas y un microscopio para ellos.

Ellos, recibían con mucho agrado lo que les daban sus papas. Ambos hijos eran felices en su biblioteca y con su microscopio. Lo que recuerdan (y agradecen) a sus papas, es que les limitaban el tiempo de ver televisión. Ellos nunca han sido “nerds”, pero si han sido buenos estudiantes. Sus papas, les han enseñado a “amar los libros y la cultura”.

Esta pareja de esposos, han tenido dos hijos: Roberto y Diana. El primero tiene 35 años y la segunda 33. Ellos, ya se han casado y han formado sus propias familias. Ambos son el reflejo de los padres:

– Son muy buenos lectores (leen todos los días).
– Tienen en sus casas, sus bibliotecas personales.
– Diana, es bióloga de profesión. Trabaja en un establecimiento de salud del Estado.
– Roberto, es periodista. El, trabaja en un diario de la capital, en la sección política.

Son personas hogareñas y les ayudan a sus hijos con sus tareas (lo mismo hacían sus papas con ellos). Tienen “una paciencia única” para enseñarles a sus pequeños. Diana, hizo una maestría. Un amigo que estudio con ella esta le dijo: Yo te entiendo a ti, no al profesor. Tú deberías ser profesora, realmente te dejas entender (sic).

¿Padres e hijos son iguales?.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.