El inicio del fin

CPC Sergio Luna Montero
Innovarum SAC

Esta es la realidad actual de una empresa que afronta serios problemas financieros:

– No les pagan a sus trabajadores (son cerca de 500).
– A esta fecha, no han pagado la gratificación por navidad (con suerte se pagara el próximo año).
– Las deudas con los proveedores no son honradas.
– Se han liquidado a varios trabajadores y hasta ahora no se les paga.
– Los trabajadores están muy descontentos con el actuar del dueño. Lo buscan para conversar con él, para que les explique, el motivo de que la empresa está al garete. Nunca les da la cara y ya no se aparece por la empresa. Diles que estoy de viaje (sic).
– Cuando llaman a los teléfonos de esta empresa, nadie contesta.

Esta es (era) una muy buena empresa donde trabajar, todos los que conocen al dueño, saben que es una persona honrada, que cumple con sus compromisos y SUNAT la considera como Buen Contribuyente. Hubo muy buenos años, donde se llegó a facturar varios millones de dólares, ser considerada entre las top de su sector y pensó realizar operaciones en otros países. Todo ha cambiado, las deudas están a la orden del día y todos hablan de que la empresa está a punto de quebrar y salir del mercado.

¿Cómo se ha llegado a esto?

– El dueño ha hecho inversiones, en el sector construcción. Otros dicen que también ha invertido en agro y ganado (en todas les ha ido muy mal).
– Como le iba bien a los negocios, se decidió por comprarse (al dueño) de una mansión y comprar un auto exclusivo de Alemania.
– El representante legal de la empresa es el, ha solicitado un préstamo millonario en dólares (nadie sabe el destino que le ha dado al dinero).
– Sus tres hijos, trabajan en la empresa. Ganan cerca de S/. 5 000.00 (cada uno) y nunca van a trabajar. Los mejores amigos de los hijos, trabajan en la empresa (es un decir).
– Juan Ramón, es el hijo mayor del dueño. Ha estudiado para ser el sucesor de su papá. Para los que trabajan acá, dicen que “camina pisando huevos”. Ha tenido varios problemas con los trabajadores “camiseta” de la empresa. Muchos han sido obligados a “renunciar”.
– Es el que más gana en su empresa, pero siempre dice que su sueldo no le alcanza (sic). Ha decidido duplicarse el sueldo.
– El dueño de la empresa, paga con dinero de la empresa las deudas de sus nietos que son asumidas por sus hijos (no se hace problemas en hacerlo): Colegios exclusivos, movilidades, clases particulares, viajes de promoción, cuotas de ingresos a clubes de esparcimiento, etc.

¿Por las malas decisiones del dueño la empresa está en estos problemas?.

Un comentario

  • GUSTAVO FERNANDO CASTRO GRADOS

    El detalle esta en que se utiliza a la empresa como caja chica.El criterio con que se maneja hace comprobar que no hay planificacion financiera ni tributaria.
    No se como es la legislacion tributaria en el Perú con relaciòn a los sueldos del conyugue e hijos del dueño de una empresa aqui en Venezuela la ley del ISLR establece un limite maximo del 15% del total de ingresos brutos de la empresa, el 15% es sobre sueldos y demas remuneraciones o emolumentos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s