El preaviso de renuncia en los hechos

De acuerdo con nuestra legislación laboral, el trabajador que desee renunciar a su puesto de trabajo debe presentar a su empleador una carta en tal sentido con 30 días de anticipación a la fecha de terminación de la relación laboral.

Germán Serkovic
Abogado Laboralista

Puede también, si lo considera pertinente, plantear en el documento de renuncia que se le exonere en todo o en parte de esos 30 días previos.

Tal solicitud de exoneración se dará por aceptada si no es rechazada por escrito dentro del tercer día.

Una norma reglamentaria establece que si el pedido de exoneración no es aceptado, el trabajador queda “obligado” a laborar hasta el vencimiento del plazo.

Tal es el panorama legal, y así lo recoge expresamente la sentencia recaída en la Casación N° 13690-2015-Lima, al considerar que “si el empleador deniega la exoneración del mencionado plazo, el trabajador deberá seguir prestando servicios hasta que se cumplan los 30 días de la presentación de su carta de renuncia”.

Veamos de qué modo se pueden desarrollar los hechos en la realidad y cómo hay que considerar la obligatoriedad de seguir laborando, con cierto margen de relatividad. En la generalidad de los casos, el trabajador que renuncia lo hace por haber conseguido otra plaza laboral que le es más conveniente y que requiere, con cierta frecuencia, su presencia con prontitud.

De ser así, el trabajador puede solicitar la exoneración del plazo de preaviso para su renuncia; si esta se le deniega, simplemente opta por abandonar el cargo e integrarse al nuevo puesto.

Sin embargo, el abandono del trabajo configura una falta grave, transcurridos los necesarios más de tres días.

El empleador afectado envía la carta de preaviso de despido, y seis días después, la de despido. Salvo una demora en el pago de los beneficios del empleado –de unas dos semanas– no hay otra consecuencia. La supuesta obligatoriedad no es tal.

Como el plazo de preaviso de despido beneficia al empleador, nada impide que este, inmediatamente después de recibida la carta de renuncia y sin que se solicite la exoneración del plazo, dé por terminada la relación laboral.

Fuente: Diario El Peruano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s