Análisis del canje de productos desde la perspectiva del Impuesto General a las Ventas

Marcial Rubio Correa
Rector PUCP

El inciso d) de la Primera Disposición Transitoria del Decreto Supremo N° 064-2000-EF establece que no es venta el canje de productos por otros de la misma naturaleza, efectuado en aplicación de cláusulas de garantía de calidad o de caducidad contenidas en contratos de compraventa o en disposiciones legales que establezcan que dicha obligación es asumida por el vendedor, siempre que sean de uso generalizado por la empresa en condiciones iguales y que el vendedor acredite la devolución con guía de remisión que haga referencia al comprobante de pago en que se consigna la venta.

En atención a ello, se tiene que en el canje de productos no se estaría ante una nueva venta que implique transferencia de propiedad y, por tanto no se estaría ante una operación afecta al IGV, siempre que:

I. El canje se efectúe en aplicación de cláusulas de garantía de calidad o de caducidad contenidas en contratos de compraventa o en dispositivos legales que establezcan que dicha obligación es asumida por el vendedor.

II. Esta práctica sea de uso generalizado por la empresa en condiciones iguales.

III. El vendedor acredite la devolución con guía de remisión que haga referencia al comprobante de pago en que se consigna la venta.

Por otra parte, por el numeral 1.10 del artículo 7 del Reglamento de Comprobantes de Pago, se exceptúa de la obligación de emitir estos documentos en el canje de productos por otros de la misma naturaleza, efectuado en aplicación de cláusulas de garantía de calidad o de caducidad contenidas en contratos de compra venta o dispositivos legales que establezcan que dicha obligación es asumida por el vendedor, siempre que:

a) Sean de uso generalizado por el vendedor en condiciones iguales.

b) El valor de venta del producto entregado a cambio sea el mismo que el del producto originalmente transferido.

c) La devolución del producto al vendedor para su canje se acredite con:

c.1) La guía de remisión del remitente emitida por el adquiriente, cuando este devuelva el producto directamente al vendedor.

c.2) La guía de remisión del remitente emitida por el vendedor con motivo de la entrega del nuevo producto al adquiriente, cuando este sea un consumidor final y hubiera devuelto el producto original directamente al vendedor. En dicha guía se deberá constar que la entrega del nuevo producto obedece al canje del originalmente transferido.

c.3) La guía de remisión del remitente emitida por el tercero que efectúa la entrega al vendedor del producto originalmente transferido o por el propio vendedor en caso de que este recoja dicho producto del establecimiento del tercero, cuando el adquiriente lo hubiera entregado a dicho tercero de acuerdo a lo establecido en las cláusulas de garantía de calidad o de caducidad contenidas en los contratos de compraventa. Las guías de remisión, a las que se refiere el presente literal, deberán contener la serie y el número correlativo del comprobante de pago que sustentó la adquisición del producto originalmente transferido y que fuera devuelto para su canje.

Por su parte, el numeral 1.8 del artículo 10 del Reglamento de Comprobantes de Pago establece que en el supuesto al que se refiere el inciso 1.10 del numeral 1 del artículo 7, el vendedor está exceptuado de emitir la nota de crédito por la devolución del producto originalmente.

Como se desprende de las normas glosadas, ante un supuesto canje de productos (que cumplan las características de la norma), no se requiere anular la operación original (por ello se dispone expresamente que se exceptúa de emitir nota de crédito) y, estando a que no se origina una nueva operación distinta a la inicial, se exceptúa de emitir comprobantes de pago (facturas o boletas de venta) por el canje del producto.

No obstante de las disposiciones mencionadas se colige que tanto el decreto supremo que regula el Reglamento de la Ley del IGV como el Reglamento de Comprobantes de Pago refieren que para perfeccionar el canje de productos, estos deben de ser intercambiados por otros de la misma naturaleza, y que el valor de venta del producto entregado a cambio (producto vendido) sea el mismo al del producto originalmente transferido.

Ante el supuesto de que se pretenda canjear productos por cláusula de garantía, los bienes deben de ser intercambiados por los mismos que fueron entregados al momento de perfeccionar la venta, y no por una parte accesoria a estos. Siendo ello así, en los casos de que la empresa realice venta de equipos y, posteriormente su cliente le comunique que estos presentan averías que los obliguen a efectuar cambios a una parte accesoria del bien, a efectos de ejecutar la cláusula de garantías, se recomienda trasladar el bien a los establecimientos de la empresa a fin de reparar las piezas que estén dañadas o, de ser el caso, cambiar el producto por otro de la misma naturaleza, ya que de esa forma se cumplirá con los supuestos establecidos en las normas precedentes. Finalmente, siendo que en la legislación del impuesto a la renta no se ha establecido ninguna disposición sobre el particular, estimamos que la realización del canje se debe sustentar en las mismas reglas antes mencionadas, y dar lugar al reconocimiento de una pérdida, mas no de un ingreso.

Fuente: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1884289881810488&id=100006884831886

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s