Salir adelante, sola

Talleres con CPC Dionicio Canahua
23/10 y 24/10 Taller Contable y Tributario para para ONG, Asociaciones sin Fines de Lucro y Fundaciones
21/10 Seminario: Creación, Organización y Gestión Exitosa de ESTUDIOS CONTABLES
Informes: perugestion@gmail.com Whatsapp: 958 672 735

CPC Sergio Luna Montero
Innovarum SAC

Sonia, es una muchacha que es oriunda de un pueblo de las alturas de Apurímac. Sus papas, tuvieron varios hijos, vivían en una extrema pobreza (muchas veces no tenían ni para comer). Cuando cumplió, la mayoría de edad, se enamoró perdidamente de Juan, fruto de esa relación tuvieron una hija, a la que llamo María. Cuando Sonia, le dijo que ella estaba embarazada, Juan le dijo (muy suelto de huesos) que ese no era su problema y que él no se haría cargo de la criatura.

Al obtener esta respuesta, agarro sus cosas (lo poco que tenía) y se fue a la capital a buscarse un futuro mejor para ella y su hija que estaba por nacer. Sonia no había estudiado nada de nada, se las tenía que ver como sea (lo tenía claro), para salir adelante por ella y por su hija. Cuando llego a Lima, llego donde unos familiares, estuvo con ellos un tiempo. Su tía le consiguió un trabajo de empleada en la casa de los: Prado.

¿Quiénes son los Prado? Son una familia de prósperos comerciantes de Villa El Salvador (VES), ellos tenían dos hijos: Roberto y Mery. Esta familia, son personas muy buenas y le dieron refugio a Sonia y a María. Los hijos de los Prado, son un par de años mayores que María; pero se han criado como hermanos y se llevan muy bien.

Los años pasaron, los 3 muchachos terminaron la secundaria y deberían seguir estudios superiores. Mery, se casó a los 20 años y se fue a vivir con su esposo; Roberto, se dedicó a trabajar con su papá. María se presentó a la UNMSM para ser docente (varias veces), pero nunca logro su tan anhelado deseo. Postulo a un ISTP nacional, para estudiar lo que a ella le gustaba: Educación. Ingreso y se graduó como docente de educación inicial.

Los años pasaron, Sonia murió y María ya era toda una profesora. Antes de morir, Sonia le dijo a María que debería volver a su pueblo y hacer algo por los suyos. Tienes que ir, conocer nuestras raíces y a la familia que tenemos por allá. Ella, fue e hizo, lo que le pidió su mamá. Estando en Apurímac, se presentó la oportunidad para laborar en el jardín de este pueblito. Ella trabaja acá, por cerca de 8 años. Ella, ha dejado de ser profesora, ahora es la directora de esta institución educativa.

En este pequeño lugar, todos hablan de María. No pueden entender que alguien de la capital, haya encontrado trabajo allí. Un día una “doñita” del pueblo, dijo una vez: “Ella es hija de ‘la Sonia’ ”, ella se fue de acá, porque “el Juan”, no se quiso hacer cargo de ella y de su hija. Ella, ha sacado sola adelante a su hija y la ha hecho profesional (sic).

María, estaba un día en el colegio y el portero le dijo, que hay un señor dice que es su papá, quiere conversar con Ud., ella le respondió: Dile a ese señor, que yo no tengo papá y que nunca más venga a buscarme (sic).

¿Si estuviera Sonia viva, estaría orgullo de María?.

Deja un comentario