¿Qué hacer ante una falta grave? – parte final

Talleres con CPC Dionicio Canahua
JUEVES 20 DE DICIEMBRE Taller Contable y Tributario para CONSORCIOS SIN CONTABILIDAD INDEPENDIENTE
SABADO 22 DE DICIEMBRE Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones SIN FINES DE LUCRO
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

Germán Serkovic
Abogado laboralista

Con la evaluación exhaustiva de las circunstancias y, muy especialmente del documento de descargo del trabajador, de existir, el empleador está en condiciones de tomar la difícil decisión de dar por terminada la relación laboral por falta grave.

La comunicación del despido es formal, requiere de una cartacon la indicación expresa de la falta cometida, mencionando el artículo legalcorrespondiente, y la fecha del cese. La descripción de la inconducta laboralha sido materia de la comunicación de preaviso de despido, por lo que no es yanecesario ser reiterativo en este punto.

No se puede sustentar el despido –salvo que se reinicie elproceso– en una nueva falta respecto a la cual el trabajador no ha ejercido suderecho al descargo. Es importante ser muy preciso en la determinación de lafecha de conclusión del contrato, estableciéndola de modo cierto. Laterminación del contrato de trabajo deberá ser posterior al momento derecepción de la carta de despido.

Lo dicho, que parece ser una obviedad, no lo es tanto si seconsidera que el trabajador puede negarse a la recepción de la carta y, portanto, esta deberá ser entregada mediante notario, juez de paz, o de lapolicía, en su defecto, con la consiguiente demora de unos días y el posible desfasede la fecha inicialmente planteada para el cese.

Si para el envío de la comunicación de preaviso el plazo podría ser algo extenso, dada alguna circunstancia especial relacionada con la dificultad del previo proceso investigatorio; no hay excusa alguna para posponer la comunicación del despido, que deberá hacerse en el lapso más breve posible.

No se justifica mantener al trabajador involucrado en laincertidumbre respecto a la continuidad de su vínculo laboral. Tomando lasprevisiones debidas y respetando la rigurosidad del proceso, se disminuye en unalto porcentaje la posibilidad de que el despido pueda ser discutido en la víajudicial. Salir bien librado de un litigio largo y costoso, es sin dudafavorable; pero es bastante más conveniente –si es dable– evitarlo.

Fuente: Diario El Peruano

Pulsa aqui y revisa la parte 4

 

Pulsa aqui y revisa la parte 3

Pulsa aqui y revisa la parte 2

Pulse aqui para revisar la parte 1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.