Utilidades justas para las madres

La Ley N° 30792, denominada Ley de Utilidades Justas para las Madres, incluyó dentro del concepto de los días real y efectivamente trabajados para efecto del cómputo de la participación en las utilidades, a los días de descanso prenatal y posnatal de las trabajadoras.

Germán Serkovic G.

abogado laboralista

Como se conoce, el texto legal originario y su reglamento partían del supuesto que la percepción de las utilidades se encontraba en función de los días efectivamente trabajados, es decir, era un correlato al esfuerzo productivo realizado por el empleado, considerando muy excepcionalmente como días computables a aquellos días de inasistencia considerados como asistencias para todo efecto legal, por mandato legal expreso.

Es obvio que yerra la ley en su texto, no deben ser considerados trabajados los 98 días –14 semanas– de licencia, eso sería un doble beneficio, sino los días que dentro del periodo de licencia pre y posnatal son laborables para la empresa, lo que tiene connotaciones bastante diferentes.

A las excepciones que las regulaciones ya contemplaban respecto a las inasistencias consideradas días laborados, esto es, las derivadas de una huelga no ilegal, la licencia sindical hasta por treinta días y el periodo de suspensión por cierre de la empresa originado en una falta tributaria, deben incluirse los días que hubieran sido laborables dentro del periodo de licencia por nacimiento.

La norma en mención busca dejar sin efecto un criterio discriminatorio contrario a las trabajadoras; sin embargo, no incluye dentro de los días considerados de asistencia a los que corresponden a la licencia del varón por el mismo concepto.

Situación del todo anómala que podría llevarnos a esperar una futura “Ley de utilidades justas para los padres”.

No es apropiado denominar a la norma “Ley de utilidades justas”; podría inferirse que la primigenia era injusta o menos justa.

Una ley no es necesariamente justa así se autodenomine de ese modo. El calificativo de “justas” de seguro responde a un exceso de entusiasmo del legislador.

Fuente: Diario El Peruano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.