Adopte previsiones para el cierre del año contable

Talleres con CPC Dionicio Canahua
JUEVES 20 DE DICIEMBRE Taller Contable y Tributario para CONSORCIOS SIN CONTABILIDAD INDEPENDIENTE
SABADO 22 DE DICIEMBRE Taller Contable y Tributario para ONG y Asociaciones SIN FINES DE LUCRO
Informes: eventos@perugestion.org Whatsapp: 958 672 735

Ante la proximidad del cierre del año, es preciso que las empresas dispongan la preparación de sus estados financieros anuales. A partir de ello se deberá formular el cálculo del impuesto a la renta anual 2018 y presentarse ante la Sunat en marzo del próximo año.

“La determinación del impuesto a la renta anual toma como insumo la data de los estados financieros de la empresa. Sin embargo, las normas fiscales exigen realizar una serie de controles, límites y ajustes que deben formularse a la base del cálculo del impuesto”, anotó Renzo Medina, consultor principal de MC Asesores de Negocios.

Agregó que esos controles, límites y ajustes tienen por finalidad que los ingresos considerados en el cálculo sean, efectivamente, gravados con el impuesto y que los gastos atendidos resulten realmente deducibles.

Información

Si bien la determinación del impuesto toma como punto de partida los resultados financieros que constan en la contabilidad de la empresa, el experto advirtió, además, que existen una serie de reglas legales que deben tomarse en consideración, como los ingresos devengados, para tener un cierre de año contable exitoso.

De acuerdo con este concepto, el impuesto a la renta grava los ingresos efectivamente devengados en el año, es decir, aquellos sobre los cuales la empresa ya tiene derecho. “Por eso es preciso revisar los contratos y operaciones de la empresa y verificar si corresponde o no considerar los importes cobrados en el cálculo del impuesto a la renta 2018”, manifestó.

Otro aspecto se refiere a las exoneraciones. En efecto, hay algunas partidas que a pesar de ser consideradas como ingresos para fines contables, no se encuentran gravadas con el impuesto a la renta. Este es el caso de las rentas exoneradas.

Medina anotó asimismo que los gastos deducibles reducen la base imponible del impuesto a la renta. “Sin embargo, solo serán admitidos los gastos que se relacionen con la generación de rentas en la empresa o con la protección de la fuente protectora de su riqueza”.

Por último, las empresas deberán considerar que los gastos que no se encuentren respaldados en comprobantes de pago, como son las facturas, recibos por honorarios u otros autorizados, no podrán ser considerados como deducciones.

Sustentación

Todas las operaciones de la empresa, además, deben estar documentadas; de lo contrario, carecerán de reconocimiento tributario. También las empresas deberán atender las reglas del uso de medios de pago.

La norma señala asimismo una serie de limitaciones para determinados gastos, como de representación, vehículos, gastos de viaje, entre otros. Estos no serán deducibles en su integridad, por lo que corresponde efectuar los controles debidos, dijo Medina.

Fuente Diario El Peruano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.