Conoce cómo se manejan las empresas fantasmas y facturas falsas

La Fiscalía viene realizando desde hace un buen tiempo investigaciones sobre el presunto ‘Club de la Construcción’, el cual estaba conformado por empresas constructoras que se repartían licitaciones en Provías del MTC. Estas operaciones habrían sido plasmadas a través de facturas falsas y empresas fantasmas.

En total se habría realizado transferencias por más de 3 millones de dólares a dichas cuentas panameñas, ocho contratos por servicios falsos por más de 10 millones de soles y facturas ficticias por 2.5 millones de dólares para justificar los sobornos, según información del equipo especial Lava Jato. ¿Pero cómo operaban?


Rutas de las Facturas

Por ejemplo, se contrata a una empresa (digamos empresas en su mayoría nacionales) para construir una comisaria o una obra chica, de un millón de soles y la coima es cien mil soles.

Dicha empresa se ve en la obligación de buscar y acreditar facturas falsas por 120,000 soles, entonces se busca a alguien que vende facturas falsas el cual seguramente cobra el 2% aproximadamente del monto o 3% con bancarización. Entonces allí se tiene un primer pago que hay que hacer para conseguir las facturas falsas.

Una vez que se consiguen dichas facturas por los 120,000 soles, se va al banco con el proveedor de facturas falsas, la cobra y se tienen el dinero en efectivo y con ese monto se paga a la autoridad corrupta.

Este sería uno de los mecanismos para el pago de coimas cuando se habla del tema de obras y licitaciones.

Fiscalización de Sunat

“Pero existe un método que se puede rastrear que es el de las facturas falsas, y es trabajo de la Sunat porque es el ente especializado y encargado de detectar cuáles son las operaciones falsas”, afirma José Verona.

¿Cómo detectas una operación falsa? Pues esa empresa que vende la factura falsa no registra compras, es una empresa fantasma. Los auditores de Sunat son expertos en detectar este tipo de fraudes, y estamos hablando de fraudes corporativos, comerciales y en asesoría.

En los fraudes de asesoría, la Sunat puede verificar el aporte realmente efectivo de las asesorías a la empresa, pero en primera línea están las consultoras que hacen auditorias financieras; cuando se hace una auditoría financiera a una empresa se verifican los gastos que esta tiene y se van a cuestionar.

Por ejemplo, los gastos en asesoría deben estar sustentados con el debido informe del auditor. Y si se detecta que no existe tal informe o que el informe no justifica lo que cuesta, se coloca como observación.

Todas las empresas citadas en el “Club de la Construcción” e incluida Odebrecht, han pasado por Ley auditorias financieras. Y las empresas encargadas de realizar las auditorías financieras los últimos cinco años vienen a ser responsables también.

¿Y por qué son responsables las empresas que les realizaron? Porque son ellas quienes le garantizan a la población que la contabilidad es transparente y está bien llevada.

Fuente: Andina.pe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.