MEF: más estudios fiscales

El MEF viene trabajando en tres propuestas para mejorar el sistema tributario, pero se requieren mayores argumentos para una de las propuestas.

Juan Carlos Odar Zagaceta

El ministro de economía, Carlos Oliva, ha indicado en varias ocasiones –y ha ratificado recientemente con motivo del Road Show inPerú– que el MEF viene trabajando en tres propuestas para mejorar el sistema tributario, las que tienen que ver con la racionalización de las exoneraciones tributarias, la simplificación del régimen del Impuesto a la Renta para las personas jurídicas (IRPJ) y el impuesto predial.

Hay cierto consenso sobre los dos primeros aspectos. La erosión a la base tributaria iniciada hace más de 20 años con la cada vez mayor aplicación de exoneraciones le cuesta al país alrededor de 2% del PBI.

Es cierto que no todas las exoneraciones pueden eliminarse sin necesidad de medidas adicionales (como el canje de exoneraciones por gasto focalizado en las regiones de la Amazonía), que no todas son de la misma magnitud (la exoneración del IGV en la Amazonía o al IGV por la importación de servicios para instituciones educativas representan cada una 0,28% del PBI; todas las demás son bastante menores), o que no todas puedan sustentarse por igual, entre otros temas, pero lo cierto es que son más de lo que resultaría óptimo.

En el caso del IRPJ, la evasión es tan alta que si no existiera, se podría recaudar casi el doble del actual 3,1% del PBI: solo eso eliminaría el déficit fiscal. Múltiples tasas, escalas y tratamientos tributarios complican a la autoridad tributaria el manejo de la recaudación. Una reorganización del sistema debe generar mayor eficiencia en la recaudación del IRPJ. Tal vez quepa discutir cómo lograrla, pero simplificar el régimen del IRPJ suena razonable.

Sin embargo, la tercera parece una reforma en una escala diferente. El impuesto predial involucra incrementos de recaudación mucho menores que en los dos casos anteriores: duplicar los ingresos actuales aportaría solo entre 0,3% y 0,4% del PBI. Además, se trata de recursos que no irán al MEF, ya que corresponderán a los gobiernos locales que los recauden. Sí es posible que haya otros argumentos para defender esta iniciativa, como el apoyo a la descentralización o incentivar la formalización de la propiedad, pero el MEF no ha incidido sobre ellos.

Al respecto, cabe destacar que las investigaciones que están en la página web del MEF (ya sean estudios propios o de terceros) tienen varios años de antigüedad. Como ejemplo, justo está en ella un trabajo de enero de 2007 titulado “La incidencia de los Gobiernos Locales en el Impuesto Predial en el Perú”, recogido por el MEF.

Con una economía estabilizada, pero en busca de mayor crecimiento o con una reforma laboral pendiente, pero a la que se critica sin haber evaluado sus efectos económicos, parece el momento para que el MEF relance sus investigaciones económicas.

Fuente: Diario El Comercio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.