La concurrencia en estado de embriaguez como falta grave

Germán Serkovic
Abogado laboralista

La embriaguez no alude necesariamente al mero hecho de tomar alcohol, se refiere al consumo excesivo y lo mismo puede decirse respecto al abuso de las drogas. Establecer pautas rígidas respecto de las cuales puede trazarse una línea entre la normalidad y la embriaguez es en extremo complicado, pues el efecto del alcohol y las drogas en los individuos varía por una serie de factores. Sí se puede hacer en el caso de los conductores, en tal supuesto las normas han establecido reglas expresas.

Para que se configure la causal de despido es necesario que el trabajador asista ebrio o drogado de manera reiterada. La reiteración o repetición de tal actitud simplemente debe entenderse como “en más de una oportunidad”.

Por tanto, a la segunda asistencia en un estado de alteración evidente del comportamiento por ebriedad es dable iniciar el procedimiento de despido. Hay que señalar que la ley no establece un lapso dentro del cual puede manifestarse la reincidencia, como sí lo hace en el caso de las inasistencias, por lo que debe considerarse que la recurrencia no tendría límites temporales.

Si bien la reiterancia figura como regla, esta no es general –y no podría serlo– la propia norma señala situaciones excepcionales en las que la falta grave se configura en una única oportunidad dada la naturaleza de las labores del trabajador.

Es evidente que procede el despido si un piloto de aerolínea se presenta ebrio pues podría poner en peligro la vida de sus pasajeros, pero es también dable el despido si un presentador de televisión de un programa serio lo hace, pues defrauda la confianza del oyente y deja en mal pie a la emisora, como sería entendible el despido de un maestro universitario que, lejos de dar el ejemplo, se aparece bajo los efectos de las drogas. Si bien hay casos donde no se requiere la recurrencia, eso no quiere decir que el despido procede de manera inmediata, es siempre recomendable cumplir con el paso previo de enviar al trabajador la carta de preaviso para que efectúe sus descargos.

Fuente: Diario el Peruano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.