Leones y gatos

CPC Sergio Luna Montero
Innovarum SAC

Hace años atrás hice un curso de recursos humanos, nuestro docente nos contó algo que quiero compartir con Uds.: Los que trabajan en minería, en sus unidades de son “fieros leones”, pero cuando llegan a la capital del país a las oficinas administrativas se vuelven “mansos gatitos”.

El departamento en el que trabajaba era de “Contabilidad y administración”, mi jefe era Tomas. Estas eran algunas de sus (nuestras) labores:

– Era el jefe del área de contabilidad en esta unidad minera.
– También era el administrador, se encargaba de ver: Campamentos, comedores, hospital, contratos, unidades vehiculares, contratistas, etc.
– En ese entonces, no existía un área específica que se encargaba de los conflictos sociales y trato con los pobladores de las comunidades vecinas (mi área se encargaba de esto).

. Pero tenía actitudes que a mí no me gustaban (ni compartía con el):

– Las mejores habitaciones eran para sus amigos.
– Se demoraba en tramitar el pago de las facturas y liquidaciones de ex trabajadores.
– Movía “cielo, mar y tierra”, para que las personas de su entorno, sean contratadas por la mina.

Mi contrato termino, tuve que volver a Lima. Un día me encontré con un ex compañero de trabajo y me dijo esto: Tu jefe sigue siendo especial, no cambia (sic). Me conto esto:

– Hace poco, los representantes de las comunidades aledañas a la mina, querían conversar con él, pero no los quiso recibir (se hizo el importante).
– Cada cierto tiempo, hay una reunión de coordinación entre la empresa minera y las diferentes contratitas que trabajan para esta. Los citaba y ni se aparecía en esta.
– Los trabajadores de una contratista, denunciaban constantemente descuentos indebidos en sus sueldos. Lo buscaron parta ver este tema, pero no los quiso recibir.

En la mina era una persona “muy importante”, su agenda estaba muy ocupada y recargada, solo atendía cosas de importancia y de mucha relevancia para la mina (el resto tenía que esperar) .

Las quejas contra él, eran del personal que estaba en la planilla de la empresa, contratistas y comunidades. Lo llamarón para que ipso facto, se reporte en las oficinas administrativas de Lima para ver lo que pasaba. Llega, conversa con el Gerente General y con el Gerente de Administración. Le dijeron que, de su versión de los hechos. Hizo un frio descargo (no sabía que decir, tartamudeaba y no concatenaba sus ideas), les dijo que todos se habían puesto contra él, por poner orden en la mina (sic).

¿Por qué su actitud es tan distinta en el campamento minero y en la sede central de esta empresa minera?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.